Ana García de Loza: «La historia de un país no se escribe solo con fechas y nombres sino que también está hecha de historias como la de mi abuelo Fausto»

La escritora asturiana Ana García de Loza presentó en nuestra librería su último libro, «Los nietos del diablo», de Ediciones Camelot, y aprovechamos la visita para hacerle esta entrevista.

«La historia de un país no se escribe solo con fechas y nombres sino que también está hecha de historias como la de mi abuelo Fausto, que con sus vaivenes existenciales marcó a tres generaciones consecutivas», asegura García de Loza.

Para la escritora, conociendo el pasado, asumiéndolo, «se puede comprender el presente y quizás, solo quizás, mejorar el futuro porque la historia es vida  y por tanto es emoción,  aventura, alegría, tristeza y con historias como esta, viven de nuevo los que ya murieron».

La autora ha intentado construir un universo sentimental alrededor de sus abuelos (Fausto y Paulita) de su padre ( Eugenio) y de sus tías (Pilar y  Mari Luz), a la vez que intenta reflejar el mundo en un pueblo a principios del siglo XX con sus diferencias sociales y sus sinsabores, a la vez que pretende reflejar, sobre todo, que en  un mundo como el nuestro, tan desigual, las clases bajas no están libres de emociones.

Los ambientes y personajes son reales y propios, cada uno de su época, y con ellos la novela se abre hacia las vastas estepas legendarias de la Guerra Civil, y hacia la complejidad del alma humana, cuya parte más sórdida trata de comprender la autora con el amor a su propio abuelo, Fausto.

Es un título «real, cruel y enigmático a partes iguales y es posible que, como he oído decir a un intelectual al que admiro, sea cierto que todos los escritores escribimos siempre la misma novela», asegura García de Loza.

Su prima Marian y ella, dos mujeres corrientes, en el año 2016, se empeñaron en seguir el rastro de su abuelo Fausto, que había abandonado a su familia allá por 1925 en Villapedre, Navia, dejando a su mujer con dos niños pequeños y otro en camino.

La Guerra Civil española marcó su vida, como la de muchas otras familias: fue encarcelado por auxilio a la rebelión y condenado a muerte y nosotras. Tras preguntar a los supervivientes de la contienda, tuvieron claro que «tanto los rojos como los nacionales tenían cantidad de realidades, vergonzosas, que ocultar».  Después de infinitas investigaciones, aventuras y avatares, os sorprenderá saber lo que descubrieron.

1-¿Te cuesta mucho trabajo escribir?

-Mucho trabajo y cuanto más escribo, más trabajo me cuesta, supongo que porque cuanto más escribo soy más consciente de mis limitaciones.

2-¿Te planteas el estilo de tu novela como algo aislado?

-El problema del estilo me lo planteo siempre en función de la historia y aunque muchos escritores dan prioridad al lenguaje sobre la historia, yo no, yo lo que quiero es contar una historia y toda mi preocupación de estilo y de técnica va en función de contar una historia verosímil.

3- ¿Al terminar esta obra, tenía algo que ver con lo que te habías planteado al principio o te das cuenta que no tiene nada que ver?

-En este caso, tiene algo que ver porque la historia es real pero una de las cosas más fascinantes de este oficio de escritor es observar como los personajes van adquiriendo vida propia en el proceso de la construcción del libro. Personajes que no parecían importantes van adquiriendo mucho protagonismo (como Benigno de la Sierra) y otros que en principio parecían fundamentales pasan a segunda línea.

4-¿Qué objetivos has conseguido al escribir esta historia?

-Construir un universo sentimental alrededor de mis abuelos.

-Reflejar la vida en un pueblo, Villapedre, en 1920, con sus cosas buenas  y con sus injusticias sociales.

-Plasmar que en un mundo como el nuestro, tan desigual,  las clases bajas no están libres de emociones.

– Hacer recordar al lector de donde viene.

5- ¿Qué se va a encontrar el lector de especial en Los nietos del Diablo?

-Va a encontrar una historia real que ocurrió en Villapedre, Navia, hacia 1922 y que continuo durante la guerra  y los avatares de dos mujeres de nuestros días para recuperar esa historia

6-¿Cómo ha sido el proceso de creación del libro?

-Ha sido un proceso largo, intenso  y muy interesante en el que hemos descubierto muchos hallazgos que recompusieron mi vida. Buscar la verdad en el pasado aligera el presente y lo hace mucho más real.

7-Si pudieses cambiar algo a través de tus libros, ¿qué sería?

-Intentaría que la gente fuese más generosa y empática con el prójimo pero sobre todo que fuese más optimista.  

8-¿Es importante para ti el futuro de tu obra?

– Pues no lo sé, un libro para mí es muy importante cuando lo tengo en mente, ocupa gran parte de mi energía y de mis pensamientos mientras lo estoy escribiendo, me absorbe, pero una vez publicado, ya no es mío y deja de preocuparme tanto.

9- ¿Cuándo consideras que un libro se convierte en una obra realmente importante?

-Cuando sobrevive al paso de los años y la gente lo menciona y lo tiene de referencia después de pasar el tiempo.

10-¿Cómo ves el panorama literario en España?

-Tengo la sensación que debido a la premura de la vida actual, la literatura de hoy en día, se ha convertido en algo ligero en inconsistente y es porque la gente se ha banalizado mucho debido, insisto, al tipo de vida que llevamos: siempre con prisa, excesivamente consumista, frívola y llena de desinterés. 

11- ¿Y en Asturias?

-Sigue la tónica del país, se escribe mucho y muy rápido. 

12-Recomienda algún libro tuyo

-Os sugiero que empecéis por este último.

13- ¿Cómo definirías tu literatura?

Quiero creer que es sencilla, amena y con enjundia emocional.

14-¿Tienes algún proyecto en mente?

-(Risas) Siempre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *